D.O. Arribes

La Denominación de Origen (D.O.) Arribes es una prestigiosa área vitivinícola situada en el corazón de Castilla y León, abrazando territorios tanto de Zamora como de Salamanca. Su emplazamiento único, en las orillas del majestuoso Río Duero, y su rica historia vinícola confieren a los vinos de Arribes una identidad inconfundible.

Un Legado Histórico

El cultivo de la vid en Arribes tiene documentos que se remontan a la época medieval, consolidándose a lo largo de los siglos como pilar económico y cultural de la región. La evolución de su vinicultura refleja no solo la adaptación y la resiliencia frente a adversidades como la filoxera, sino también la voluntad de un pueblo de preservar su legado y tradiciones.

Reinvención y Protección de la D.O. Arribes

Fundada oficialmente en 1966, la D.O. Arribes ha sido un estandarte de calidad y excelencia desde su reconocimiento en 2007. La asociación «Vino de la Tierra de Arribes del Duero» y el Consejo Regulador han trabajado incansablemente para adaptar la viticultura y la enología de la región a estándares de calidad elevados, con un firme compromiso en la investigación y promoción de prácticas sostenibles y de respeto al terroir.

Una Geografía Única

La geografía de Arribes ofrece un escenario espectacular para la viticultura. Con 2500 hectáreas de viñedos, el terreno se extiende por un relieve marcado por valles erosionados por el Duero y sus afluentes, creando condiciones ideales para el cultivo de variedades de uva con carácter distintivo.

Variedades de Uva y Carácter de los Vinos

La D.O. Arribes se caracteriza por una diversidad de variedades de uva que incluyen:

  • Tintas: Juan García, Rufete, Bruñal, Tempranillo, Mencía, Garnacha y Syrah.
  • Blancas: Malvasía Castellana, Verdejo y Albillo.

Cada variedad aporta su singularidad al perfil de los vinos de Arribes, desde la complejidad aromática hasta la estructura y el potencial de envejecimiento.

Bodegas Emblemáticas de la D.O. Arribes

Las bodegas de la D.O. Arribes son custodias de su riqueza enológica y cultural. Entre las más representativas encontramos:

  1. Bod. Coop. Virgen de la Bandera: Tradición y cooperativismo en Fermoselle, Zamora.
  2. Ocellum Durii: Innovación y calidad desde el corazón de Fermoselle.
  3. Bodega y Viñedos Bruneo: Un símbolo de la modernidad y la excelencia vitivinícola.
  4. Bodegas Viña Romana: Elegancia y respeto por la tradición en Villarino de los Aires, Salamanca.
  5. Ribera de Pelazas: Pasión por el vino en Pereña de la Ribera, Salamanca.
  6. Quinta las Velas: Una bodega que combina arte y viticultura en Ahigal de los Aceiteros, Salamanca.
  7. Peños Martín Marcos: La esencia de Fermoselle plasmada en cada botella.

Cada una de estas bodegas aporta su filosofía única, técnicas de vinificación y profundo respeto por el terroir para crear vinos que son la expresión pura de la D.O. Arribes.

La D.O. Arribes no solo representa una denominación de origen, sino que es un testimonio viviente de la historia, la cultura y la dedicación de sus gentes al vino. Cada copa de vino de Arribes es un viaje sensorial y un homenaje a su extraordinario legado.

Web